Archivos Mensuales: marzo 2014

Rodrigo Rato y yo acabamos de cumplir 65 años

Entre Rato y Artal hay mucha diferencia si no de edad sí de dignidad.

El Periscopio

images

Rodrigo Rato y yo acabamos de cumplir 65 años. A ambos se nos abre pues una nueva etapa que –en mi caso, lo confieso- me ha producido algo de vértigo.

Mi coetáneo Rodrigo presidió Caja Madrid y su tránsito hasta Bankia durante apenas dos años, de 2010 a 2012. Hundió la entidad y está imputado en esa causa. El agujero que dejó nos lo están cobrando en sanidad, educación, y hasta en derechos, a todos los españoles. Por esta labor. le quedan 522.000 euros, repartidos entre 489.000 euros de Bankia y 33.000 euros de la matriz, BFA. Rato puede decidir si cobra el importe acumulado de una sola vez o si percibe una renta vitalicia, mes a mes.

Como exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) –del que salió precipitadamente y con sonoras críticas-, percibe una una remuneración anual de 80.000 dólares (57.434 euros), también con carácter vitalicio.

Desconozco…

Ver la entrada original 513 palabras más

Anuncios

Rearbitrar los partidos

La nueva forma de hacer periodismo que los actuales formatos televisivos han puesto de moda, han desembocado en una fábrica de monstruos arrogantes que se dedican a rearbitrar los partidos siempre en función de intereses espureos tratando de lavar, en caso de derrota,  la imagen de un determinado equipo, o de elevar hasta limites insospechados sus virtudes cuando les sonríe la victoria.

Imagen

Las tonterías, los inventos, las voces, los gritos, los insultos, los lamentos, las lágrimas,  y toda la parafernalia que son base de estos programas que de ningún modo puedo llamar deportivos, y mucho menos periodísticos, convierten a sus integrantes en monigotes del poder, y en las primeras víctimas del mismo, por más que ellos piensen que son los creadores de una opinión que posteriormente deviene en mayoritaria por fácilmente consumible.

Lo ocurrido el domingo pasado en el estadio Calderón, un gran partido de fútbol con todos los ingredientes que este magnífico deporte puede ofrecer, ha sido convertido en una mentira de cartón piedra por la mayoría de los espacios deportivos de casi todos los medios de comunicación, que han logrado reducir el bello espectáculo a una batalla por ver quién tiene razón sobre el número de penalties, faltas, agresiones, y demás aspectos colaterales,  arrimando siempre el ascua a la sardina del poderoso.

Mal camino lleva el fútbol en manos de dirigentes incapaces y corruptos, periodistas ineptos y vendidos, y deportistas cada vez más pagados de sí mismos, e incapaces de pensar que el triunfo es importante, pero más importante aún es la manera de conseguirlo.

Imagenes como esta del viejo Manzanares que nos llevan a aquellos año en que el fútbol era un deporte, y casi solo un deporte, me hacen recobrar la esperanza de que ellos no van a ganar esta batalla.

Qué bonito es el deporte, el fútbol en particular, y cuánta basura le rodea.